SOFA (Sri Lanka)

Fundación : 1997
Localización : En el corazón de las montañas de Kandy, Sri Lanka
Beneficiarios : 800 productores (0,2 – 5 hectáreas) en 17 comunidades
Productos : Te, especias…
En 1993, el doctor Sarath Ranaweera, creó una organización para hacer un mejor uso de los tesoros
de la biodiversidad. Se propuso impulsar el desarrollo de un sector ecológico y de comercio justo.
Convenció a los pequeños agricultores para que formaran asociaciones antes de comenzar el
período de conversión. La primera cosecha ecológica se recolecto en 1997. Ese mismo año, los
grupos de productores fundaron SOFA (Asociación de Pequeños Organic Farmer) con servicios de
apoyo como la capacitación técnica o la concesión de préstamos a los productores.
Biofoods es la fábrica de té liderada por Sarath Ranaweera, esponsable de la gestión de la logística
de exportación y de la apertura de los mercados en el mundo para los miembros de SOFA.
Hoy, SOFA cuenta con cerca de 800 pequeños productores con 428 hectáreas.
El reto principal sigue siendomejorar el nivel de vida de las familias rurales.
Producción:
En el corazón de las montañas de Kandy, en Sri Lanka, se disfruta de la frescura de un clima tropical
templado por la altitud. La sucesión de un periodo seco y de lluvias intensas (monzón) crea
condiciones excepcionales que dan delicadeza al té verde.
La cosecha es un trabajo laborioso. Se toman solamente las hojas jóvenes para garantizar la suavidad
del sabor y la apariencia homogénea después de secarlas.
Impacto del comercio justo:
Por la aplicación de las bio-industrias y la comercialización relacionada con el comercio justo y la
mejora de la calidad de la producción, se han incrementado los ingresos de té, permitiendo el
desarrollo regional.
Se proporciona formación sobre la fertilización del suelo, la poda o la recolección.
SOFA también se involucra en el desarrollo de las actividades agrícolas complementarias.
En cuanto a las mujeres, en el marco de un programa de apoyo, SOFA apoya un proyecto de
fabricación de envases reciclados en el mercado local. Asimismo, ofrece préstamos para las mujeres
que desean invertir en máquinas de coser.
A nivel comunitario SOFA ha financiado la creación de centros de salud y la instalación de terminales
de agua. También financia un programa de educación.
Se fomenta el respeto del entorno mediante controles mensuales de la tierra y ejerciendo control
sobre el agua para un correcto aprovechamiento.